lunes, 22 de febrero de 2010

Potaje de cuaresma (de garbanzos, espinacas y bacalao)



Este es uno de esos platos ligados a los recuerdos de mi niñez. Cada viernes de cuaresma mi madre lo preparaba por motivos religiosos (como era entonces lo normal) e imagino que por tradición.
No era un plato de mi gusto. ¿A qué niñ@ le gustan las espinacas y el bacalao con sus espinas? Pero como los gustos van cambiando con la edad, cuando me tocó la hora de prepararlo para mi familia, empecé a saborearlo y, poco a poco, se fue haciendo un hueco entre mis preferidos. A pesar de ello quiero que siga ligado a mis recuerdos y lo preparo por estas fechas, no tanto por motivos religiosos, como por los de mantener la memoria del corazón y, claro, por tradición.

Por ahí he leído que, a pesar de ser un plato que se consumía en muchas casas españolas, en la actualidad ha quedado como un plato típico de la cocina madrileña.
Desde este rinconcito invito a quienes no os hayáis animado aún a elaborarlo, lo hagáis porque merece la pena. Es un lujo de receta.

Ingredientes:

* 1/2 kilo de garbanzos
* 400 gramos de espinacas
* 200 gramos de bacalao
* 1 vaso de aceite de oliva
* 3 huevos
* 3 cebollas medianas
* 2 dientes de ajo
* 1 hoja de laurel
* 1 cucharadíta de harina de trigo
* 1 cucharadíta de pimentón dulce
* Sal

Así lo preparo yo:


- Pongo los garbanzos en remojo la noche anterior.
- Pongo el bacalao en trozos(del tamaño adecuado para que cada comensal tome dos rodajas)a desalar durante 24 horas, cambiando el agua al menos cada 8 horas. Si tengo prisa utilizo el bacalao congelado al punto de sal.
- Lavo las espinacas, las escurro y las troceo. A veces utilizo las congeladas que vienen picadas o bien las que vienen en paquetes ya lavadas y limpias.
- Pongo los huevos a cocer. Diez minutos desde que empiezan a hervir. En vitrocerámica: cuando rompen a hervir, apago el fuego y los dejo hasta que el agua está tibia.
- Una vez cocidos los huevos los pelo y los corto en gajos. Se reservan para ponerlos al final, como decoración.
-Pongo a cocer los garbanzos: En una cacerola, echo abundante agua, pongo los ajos enteros, sin pelar, una cebolla, una hoja de laurel y un chorro de aceite de oliva. Cuando el agua está a punto de hervir, echo los garbanzos. Los dejo cocer a fuego lento hasta que están tiernos.
- Cuando los garbanzos ya están tiernos, añado el bacalao y las espinacas. Pruebo la sal y lo dejo cocer todo juntos unos 5 minutos más o menos.
- Mientras cuece, pongo al fuego una sartén con aceite y una vez que está caliente, pocho las cebollas muy picaditas, hasta que están blanditas y transparentes. En ese momento añado la harina y el pimentón de la Vera, lo retiro del fuego para que se tueste con el calor, pero sin que se queme.
- Añado un poco de caldo de los garbanzos, mezclo todo bien y se lo añado a la cacerola. Dejándolo cocer todo junto otros diez minutos, aproximádamente.
- A la hora de servirlo, añado los huevos duros cortados en gajos o en finas lonchas.


Hay quien hace unas albóndigas, que cuecen con el potaje y se sirven dentro de él. Yo no suelo hacerlas, pero os digo la receta:

Ingredientes para las Albóndigas.

-2 Huevos.
-2 Dientes de ajo.
- Pan rallado
-1 Cucharada perejil

- Se baten los huevos
- Se majan los dientes de ajo, el perejil picado y la sal
- Se añade el majado a los huevos batidos
- Poco a poco se va añadiendo el pan rallado y se va mezclando bien. Ha de quedar una masa con la consistencia suficiente como para hacer una albóndigas blandas. Mi madre solía poner también un poco de bacalao desmigado.
- Se hacen una albóndigas ( a mi me gustan pequeñas)
- Se fríen en abundante aceite de oliva.
- Cuando están todas fritas se añaden a la cazuela del potaje y se las da un hervor.

4 comentarios:

  1. Que bueno, este plato es de los que seguro que si lo hago repito, me gustan mucho los tres ingredientes.

    Las albóndigas yo no las pondria juntas, prefiero el cocidilloo sólo con el bacalo y las espinacas.

    Me apunto la receta.

    Un abrazo tiernino

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los "potajeríos", especialmente con garbanzos, y he descubierto que añadiendo un poco de comino a los garbanzos (en el potaje)se elimina el problema de los gases, esto ha sido mano de santo para mi que no los comía por ese molesto motivo.
    Me pasa como a Pluvisca, también dejaría aparte las albondigas y lo comería con las espinacas y el bacalao.
    Yo lo hago con espinacas, huevos duro y choricitos,con una base de sofrito de cebolla, ajo y tomate.
    Lo he comido también con el bacalao y es una opción fenomenal.

    ¡Vaya platos más potentes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué rico! Nos encanta el potaje, yo lo hago además con judías, así que no veas lo pedorrente que queda. Lo de los huevos nunca lo había hecho, mira.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que recuerdos me traen los garbanzos de cuaresma.
    En mi casa se ponian con huevo duro picado, la berza aparte y de segundo bacalo con tomate.

    Reconozco que no soy de mezclas, por no mezclar no mezclo ni la lechuga con el tomate, manías que tiene una.
    Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios son un aliciente para mi ¿Te animas a dejarme el tuyo? Gracias