domingo, 12 de junio de 2011

Magdalenas de naranja




Pues no, no ha podido ser.

Una buena magdalena ha de ser esponjosa, tener un delicioso sabor y ser muy apetecible a la vista ;  y  no hay como un buen copete para hacerla más atractiva.
Las que suelo hacer me quedan más o menos vistosas, pero lo que se dice con un copete espectacular, no. Se me resisten.
Buscando en la web, fui a dar con el curso online que Su, del blog Webos fritos, ha tenido la generosidad de ofrecer a todos los que buscamos la piedra filosofal de la magdalena perfecta. He seguido todos sus pasos, punto por punto, y nada; yo creo que es cosa de mi horno que está tan viejito (¡pobre!) que las temperaturas van "a ojo".
Pero su sabor es tan rico y son tan esponjosas y delicadas, que merece la pena que las hagáis y disfrutéis, con o sin copete.


Ingredientes para 18 magdalenas
  • 50 gr de zumo de naranja
  • la ralladura de una naranja
  • 200 gr de huevos (sin cáscara; más o menos equivale a 4 huevos pequeños)
  • 200 gr de azúcar 
  • 200 gr de aceite de oliva virgen extra suave
  • 220 gr de harina de repostería (no es bizcochona. Sirve la harina todo uso)
  • 1 pellizco de sal
  • 1 sobre de levadura química (Royal) 



Elaboración:

- En un recipiente seco y que no esté frío , batimos los huevos con el azúcar y el zumo de naranja. Mezclamos con una máquina de varillas durante 6 minutos.
- Vertemos el aceite y mezclamos unos 15 segundos
- Incorporamos la harina tamizada, la sal y la levadura y mezclamos (no batimos) lo justo para que la mezcla quede homogénea.
- Añadimos la ralladura de naranja y removemos para que se integre en la masa
- Vertemos la masa en las 3/4 partes del molde. No hace falta pincelarlos , porque la masa no se pega ni a los de papel ni a los de silicona. Pero si es conveniente que si son de papel los introduzcamos dentro de otros moldes rígidos (de flan, muffins...) para que no se derramen y crezcan "a lo ancho"
- Dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos
- Precalentamos el horno a 250º, calor arriba y abajo
- Antes de hornear espolvoreamos las magdalenas con un poco de azúcar 
- Bajamos la temperatura del horno a 220º y horneamos durante 12 o 14 minutos, calor arriba/abajo . Altura media. 
Como es poco tiempo, vigilar (sin abrir el horno) para que no se os quemen, porque cada horno es un mundo.


 ¡ Espero que os guste la receta y os animeis a hacerlas!






17 comentarios:

  1. Pues yo las veo preciosas y bien ricas, el copete es lo de menos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Con o sin él se ven muy suaves y jugosas, he echado de menos un corte para verlas por dentro, pero puedo imaginar lo buenas que deben estar
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen guapa,buenos dias como estás? !pero que pinta tienen esas magdalenas! y con naranja buenísimas.Espero que tengas buen tiempo pues por aqui hoy hace mucho calor,pero ya va siendo tiempo de ello.He estado unos dias fuera de onda,me tuvieron que hacer un electrocardio,de urgencia y me asusté mucho,pues lo malo que tiene la fibromialgia que disfraza otras enfermedades.Todo se quedó en un susto,pero es una posible costocondritis,que no salgo de una y me meto en otra.Bueno cielo te deseo un buen domingo y un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Y a quien le preocupa el copete si se ven la mar de tiernas y esponjosas, cariñete??.
    Carmen, que las magdalenas están de un super apetecible que es mucho ehhhhh...

    Biquiños y que tengas un feliz domingo, guapetona.

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, Isabel, falta la foto del corte. Las prisas, que no son buenas para nada.
    Pero si te fias de mi, te aseguro que están muy esponjosas.

    Yolanda, cielo. Me alegro que dentro de lo malo, todo quedara en un susto. Cuidate mucho.

    Lorelai, Merchi, muchas gracias guapas. También yo creo que el sabor es lo importante, pero el día que consiga el super copete espero tener la cámara a mano. ;)

    ResponderEliminar
  6. Carmen, me encantan aunque no tengan copete!! Seguro que en una de estas salen. Desde luego, se ven deliciosas. Gracias por tu visita y comentario. Un besote y feliz Domingo. Alicia

    ResponderEliminar
  7. Pues no tendrán copete pero se ven súper ricas!!
    Has mirado de comprarte un termómetro de horno? Yo lo uso siempre, así me aseguro que las recetas me salen bien...

    ResponderEliminar
  8. Con copete o sin copete que más da, se ven deliciosas. un beso!

    ResponderEliminar
  9. Pues yo las veo estupendas Carmen!!
    quien pillara un par de ellas para el desayuno...ummm
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues tienen una pinta estupenda.
    Además, voy a probar también esta receta porque yo también tengo un serio problema con los copetes de la magdalenas, y te explico si a mi me sale (yo creo que no es problema de tu horno, el mío es nuevo y tampoco hay manera).
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Yo ya sabes que magdalenas...poquito. Nos salen pastas con sabor a magdalena, eso sí, así que de copete ni hablamos.

    Pero me permito aportarte una idea. Aquí hay una famosa panadería famosa por sus magdalenas. Son tan deliciosas que no sé por qué me esfuerzo tanto en hacerlas yo en casa.

    No es que tengan copete, es que es un campanario...prueba a no ponerles el azúcar de encima, porque pesa. Las magdalenas que yo conozco con copete, no lo llevan.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Carmen, a veces ocurre eso con las magdalenas, pero tengo que decirte que se ven deliciosas y jugosas.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  13. CARMEN ...ricas ricas me gustan mucho asi al natural ..porque los adornos , vamos el copete no se me da muy bien ..bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  14. te quedaron estupendas se ven muy bellas,me gustan sin copete jejje,cariños y abrazos grandes.

    ResponderEliminar
  15. Carmen, te han quedado estupendas!!! Y ricas ricas!! Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Que ricas magdalenas, a ver si me animo y las preparo de tu manera, me encantan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me alegra saber que os han gustado y os animo a que las probeis porque estan muy buenas.

    Irene, también yo creo que debo comprar un termómetro... o un horno ;D

    Tita, aunque lo he pensado no creo que ese sea el problema, pues no les sucede lo mismo a quienes le ponen azúcar y les suben. Seguiré investigando.

    Gracias chicas por los ánimos.

    Por cierto, mi madre sigue en el hospital y mi tiempo es muuuuuuuy escaso. En cuanto pueda, prometo pasar por vuestros blog.

    Os deseo un buen finde.Besos

    ResponderEliminar

Tu comentario es un aliciente para mi y me ayuda a mejorar ¿Te animas a dejarme el tuyo? Te lo agradezco

Por favor procura que tus comentarios estén relacionados con la entrada. Los comentarios off topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados. Respeta a los lectores.