lunes, 28 de enero de 2013

Pimientos confitados (caramelizados)




Me encanta ver los pimientos rojos, verdes y amarillos bien colocaditos en las fruterías o en los estantes de los supermercados, visualmente son muy atractivos. Pero es que además están tan ricos, un simple filete a la plancha acompañado de unos pimientos asados hacen el plato mucho más apetecible y sabroso.
Y qué me decís de lo bonitos que quedan con el caramelizado ¡ Irresistibles!  Pues además, están deliciosos.

Es probable que muchos de vosotros conozcáis la receta, porque se ha popularizado mucho, sobre todo a través del recetario de la Thermomix. Llevaba algún tiempo con la intención de hacerlos, por eso cuando el otro día cuando los vi en el mercado, fueron directos al carro. Pensé hacerlos con los tres, verde, rojo y amarillo, pero al final me decidí por los que veis.






INGREDIENTES:
 
  • 400 gr de pimientos (2 pimientos) 
  • 200 gr de azúcar
  • 100 ml de vinagre (de manzana)
  • 50 ml de agua
  • 1 cucharada sopera de licor o vino dulce (opcional) 







ELABORACIÓN: 

Utilicé 2 pimientos rojos y 2 pimientos amarillos y ,como quería que se caramelizaran por separado, usé dos cacerolas.
Lavamos y secamos los pimientos, les quitamos el rabo, les limpiamos de simientes y de las partes blancas. Los cortamos en cuadraditos pequeños o en juliana fina (que es como yo los he hecho).
En la cacerola echamos el azúcar, el vinagre y el agua y removemos bien para que se disuelva el azúcar. Cuando empiece a hervir, añadimos los pimientos cortados y dejamos que hierva de nuevo. Bajamos el fuego y dejamos que se vayan haciendo a fuego lento, con la cacerola destapada para que evapore el líquido.
Como a mitad de cocción les añadí una cucharada de Bénédictine (licor dulce), porque los probé y me parecía que predominaba en exceso el sabor a vinagre y en algún lado leí la opción de echarle vino dulce y como no tenía, pues recurrí al licor. Naturalmente el alcohol se evapora durante la cocción y el toque es apenas perceptible, pero lo suficiente para que ganen en sabor. Vosotros decidís si ponerle o no, porque no es imprescindible para que se confiten.
Los pimientos tienen que quedar melosos, no estamos haciendo mermelada, porque si dejamos que caramelicen en exceso, al enfriar se pondrán más duros y espesos e incomibles.
Una vez fuera del fuego, y cuando ya estén hechos, los introducimos en un tarro de cristal (que es lo que nos da con estas cantidades) y una vez fríos, los podemos tener un par de meses en el frigorífico.


 


En esta ocasión los he presentado sobre una tartaleta con queso cremoso de aceitunas (Quescrem), pero también quedan genial sobre una tostada untada con queso de cabra y los pimientos encima o sobre unas galletitas o cracker untadas con foie y los pimientos por encima o combinados en un volován con cebolla frita y beicón. También quedan genial, como he visto en un blog, servidos sobre una tosta y con una anchoa encima... en fin que tienen muchísimas posibilidades de combinación; siempre que os guste el contraste dulce/salado.

Si aún no los habéis probado os animo a que lo hagáis, ya veréis cómo se convierte en una de vuestras recetas más populares.





 

23 comentarios:

  1. No los he probadp pero tienen una pinta y un color buenisimo. bss

    ResponderEliminar
  2. Eu adoro pimento em especial o vermelho,mas geralmente uso na comida ou em saladas.
    Ver esta receita deu-me muita vontade de a fazer pois tenho a certeza que vou gostar.
    Esta uma maravilha.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  3. unas tartaletas encantadoras con estos pimientos caseros y llenos de color
    beso

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estos pimientos, y así presentados más todavía. Besos, Carmen!

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen, te diré que yo no los he hecho nunca aunque si que los he comido. La verdad es que el proceso es sencillo y los ingredientes fáciles de encontrar de modo que ya estoy tardando. Me gustan mucho como guarnición, ya sean el dulce o en salado. Arriba los pimientos !!!

    ResponderEliminar
  6. Como me gustan los pimientos confitados, la última vez que los hice fue en Navidad para unas tostas con queso blanco de untar. La verdad es que cunde muchísimo y dura mucho en la nevera. Yo también utilizo el vinagre de manzana, es más suave, no soy mucho de vinagres. Un saludo estupendas fotos y riquísimos los pimientos.

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los pimientos confitados, y estos los ha bordado.
    Yo lo único es que los hago primero asados, para poderlos quitar las pieles y luego ya los confito.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Me encantan!! Yo también los mezclo con queso y es un bocado sublime.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ES que son muy ricos, me ha gustado el colorido..
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Que blog tan bonito, me gustan mucho estos pimientos confitados. Mi madre los hace igual que tu, y vuelan de la mesa. Me quedo por aqui y te invito a pasar por mi blog cuando quieras, besos!!

    ResponderEliminar
  11. Que buenos te han quedado, me encantan los pimientos, caramelizados todavía no los he probado.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  12. Con lo que me gustan los pimientos todavía no los he hecho así y se ven deliciosos!!!
    Me los apunto!!
    Besotes mi reina!!!!

    ResponderEliminar
  13. Que pinta tan rica tienen y tienes unas fotos estupendas besos

    ResponderEliminar
  14. Pues me pasa como a tí Carmen. Me encanta ver los pimientos colocaditos en las fruterias, de los 3 colores, limpitos, brillantes. Es una de las hortalizas que más me atrae y rara vez me marcho sin comprar alguno, para comer en crudo o cocinado, da igual.
    Así confitados son una delicia, un sabor increible, qué preciosos quedan!!!

    ResponderEliminar
  15. Con ese color llaman mucho la atención, quedan muy ricos acompañando queso como el de las tartaletas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Te han quedado unas tapitas de lo mas ricas y coloridas,me encantan.
    El sabado hice el pollo a la naranja,nos gusto a todos y quieren que lo repita....la salsa esta para chuparse los dedos.
    Besets.

    ResponderEliminar
  17. Me parecen super bonitos y muy ricos !! La combinacion pimiento-queso es genial. Estos los tengo que probar!! Un beso

    ResponderEliminar
  18. No conocía esta receta pero me parece deliciosa para preparar unos aperitivos como has hecho.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Qué buenos en la tostadita.. Pura delicia. Y las pechugas a la naranja anteriores?? qué buenas!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. No he podido pasar de largo sobre esta receta que me ha dejado con la boca abierta y los ojos como platos ¡Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  21. Anónimo5.10.13

    Me encantan los pimientos en general, pero así presentados me parecen una idea genial y muy vistosa.
    ¡Qué colorido!

    Mercedes

    ResponderEliminar
  22. Que delicadeza presentando un clásico !! enhorabuena !! nos encanta.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo23.11.13

    También se puede servir con lechuga fresca , rodajas de tomate rojo con vinagre o vinagreta, y encima las julianas del pimentón caramelizado, queda una ensalada deliciosa y provocativa por los colores

    ResponderEliminar

Tu comentario es un aliciente para mi y me ayuda a mejorar ¿Te animas a dejarme el tuyo? Te lo agradezco

Por favor procura que tus comentarios estén relacionados con la entrada. Los comentarios off topic, promocionales, ofrensivos o ilegales serán editados y borrados. Respeta a los lectores.