jueves, 1 de marzo de 2012

Tagliatelle con salsa especiada de pollo (Pasta fresca casera)



Siempre tengo paquetes de pasta seca en la despensa, pero si dispongo de tiempo me gusta prepararla casera, porque su sabor y textura son incomparables.

A parte de las salsa y acompañamientos, lo más importante es la cocción de la pasta, pues no hay nada menos apetecible que una pasta demasiado blanda y pegajosa.
Un litro de agua por cada 100gr de pasta es la primera regla. El recipiente también es importante; ha de ser una olla grande y alta. 
Para saber que está en su punto podemos morder una pequeña porción y si ofrece resistencia es el momento de apartarla del fuego o también podemos cortarla con un cuchillo afilado y si el centro de la pasta no presenta un punto blanquecino, es señal de que está lista.

Si nunca habéis hecho vuestra propia pasta puede pareceros un proceso largo, pero no lo es, resulta más complicado explicarlo que hacerlo y la satisfacción de comer tu propia pasta no tiene precio. Os animo a que lo probéis y seguro que repetís.

Aunque yo uso una máquina para cortar la pasta, no es imprescindible, con un rodillo y un cuchillo afilado, tenemos todo cuanto necesitamos.


INGREDIENTES:

Para hacer la pasta al huevo :
  • 300 gr de harina de trigo 00
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
 Para el acompañamiento:

  • 2 pechugas de pollo
  • sal
  • pimienta
  • AOVE
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • leche
  • 2 cucharadas de queso cremoso
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de perejil
  • mozarella

 



ELABORACIÓN:

Para hacer los tagliatelle:

  • Para el amasado, ponemos la harina con la sal en la mesa formando un volcán. En el centro vertemos los huevos batidos ligeramente con el aceite. Con un tenedor vamos mezclando poco a poco los ingredientes desde dentro hacia fuera, hasta que tengamos todo mezclado
  •  Una vez mezclados los ingredientes amasamos a mano, con movimientos rítmicos unos 10 minutos, hasta conseguir una masa elástica y flexible. Durante este proceso podemos añadir algo más de harina en la mesa, si vemos que lo necesita. En caso de que nos quede demasiado dura, añadiríamos una pizca de agua fría.
  • Dejamos reposar la masa en un cuenco de cristal tapada con film  plástico para evitar que se reseque, durante un mínimo de 15 minutos y un máximo de 3 horas.
  • El estirado lo podemos hacer a mano y para ello necesitaremos una mesa amplia y un rodillo. Enharinamos la mesa y cortamos la masa en porciones para facilitarnos el trabajo; estiramos con el rodillo hasta darle el grosor deseado, lo normal es que sea lo más fina posible. Dejamos reposar las tiras, tapadas con un trapo, durante media hora
  • Si lo hacemos con la máquina, cortaremos trozos de masa de aproximadamente 50gr. Primero la pasamos por el rodillo en la posición de mayor grosor y vamos haciendo sucesivas pasadas reduciendo el grosor a cada paso, hasta llegar al grosor deseado, que normalmente es el último o penúltimo numero de la máquina. Para que salga bien tendremos que enharinar de vez en cuando la masa.
  • Para cortar la pasta a mano, nos ayudaremos de un cortapastas o cuchillo afilado, dando las formas deseadas. Si usamos la máquina, pasaremos las láminas por el accesorio cortador elegido, en este caso por el que nos permite hacer los tagliatelle
  • Una vez cortada la pasta la dejamos reposar un poco y la cocemos en abundante agua hirviendo con sal  y un chorrito de aceite y en 2 o 3 minutos estará lista. Inmediatamente la colocamos en un escurridor, bajo el agua fría y seguidamente, le agregamos un chorrito de aceite de oliva.
 




Para el acompañamiento:
  • Cortamos las pechugas en tiras finas y las salpimentamos.
  • Ponemos el aceite en la cacerola o sartén y doramos los ajos en láminas o picados, como más nos guste. Añadimos los trozos de pollo y los rehogamos, sin hacerlos demasiado para que no se endurezcan
  • Añadimos una cucharada sopera de harina y rehogamos un poco. Incorporamos la leche sin dejar de mover. Nos tiene que quedar una bechamel muy ligera; si vemos que espesa mucho añadimos más leche.
  • Retiramos del fuego y añadimos dos cucharadas soperas de queso cremoso , una cucharada de orégano en polvo y perejil picado. Removemos bien hasta que se integre todo.
  • Para servir: Ponemos la pasta en el plato y añadimos la salsa por encima y rematamos con unos trocitos de mozarella.




.

¿Os animáis con la pasta fresca casera?



 

23 comentarios:

  1. Una pasta estupenda, me gusta mucho la fresca y esa salsa para chuparse los dedos.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Como poca pasta asi que hoy me apunto esta receta a ver si me animo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hace que no tomo pasta!!!
    Qué buena pinta tiene.
    Besos
    Mónica

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, la pasta casera tiene un sabor especial, y no es tan complicado! Todo es ponerse

    ResponderEliminar
  5. Que platito tan rico de pasta, deliciosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Estupenda receta Carmen, la pasta fresca es deliciosa y tu la has acompañado muy bien!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Te quedan perfectos Carmen, vaya ricura caserita!!!

    ResponderEliminar
  8. que delicia, por favor, por cierto te he dicho ya que adoro a tu diablillo yo tengo 2 y son diablillas! jaja! Besitos, que pases una tarde estupenda!

    ResponderEliminar
  9. No tiene nada que ver la pasta casera, es uno de los pequeños placeres, jejeje. Me encanta, siempre que puedo preparo, pero ahora ya hace tiempo que no. Me gusta mucho la salsita con que la acompañas.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  10. Que ricoooo!!! me encanta la pasta, es mi comida favorita, la he hecho con muchísimas salsa diferentes pero esta se ve genial.
    Pasta fresca sólo la he preparado rellena. Te ha quedado estupenda!
    BESITOs

    ResponderEliminar
  11. Carmen, a mi me parece dificilísimo hacer pasta casera, yo no tengo máquina, pero si de verdad dices que la pasta sabe distinta habrá que probarla.
    Ah, y la salsa tiene una pinta buenísima.
    besos,

    ResponderEliminar
  12. Carmen de ver estas fotos me da hambre.

    ResponderEliminar
  13. Quiero entregarte un premio es el Indalo de Oro, después tu se lo puedes entregar a quien tú quieras eso si que cumpla los requisitos. Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.

    http://cocina-trini.blogspot.com/2010/11/premio_26.html

    ResponderEliminar
  14. Ni punto de comparación la pasta fresca hecha en casa... acabas de recordarme que hace mucho tiempo que no la preparo. La salsa de acompañamiento tiene que estar riquísima!
    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  15. Carmen, un plato de pasta fresta hecha en casa... que rico!!!! Yo nunca he hecho la pasta en casa, haber si me animo. Te ha quedado divino!! Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Que rico!!! Me parece muy dificil lo de hacer la pasta en casa, ahora eso sí, debe saber a gloria, nada que ver con la comprada. Te ha quedado un plato de lujo!!! Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo con Mª Luisa.
    Acabo de copiar , tú receta de piña. La crema de aguacate y peras... ya lo creo que es original!ríca , ya lo veré, pues pienso hacerla. La flor que as puesto con el bizcocho clareado, no la conocia, es muy bonita.
    Tú diablillo, es una monada!
    GRACIAS por el coment. me alegro en que coincidamos en los gustos.
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  18. Qué lujo: pasta casera. Yo tengo muchas ganas de ponerme por ella, pero hay tantas cosas pendientes.... viendo esta receta, entran ganas de marcharse a la cocina ¡ya! Genial.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  19. j'adore c'est bien appétissant, un régal
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  20. ESSA É DAS MINHAS MASSAS PREFERIDAS, MAS FRESCA NUNCA COMI.
    ESSA FICOU UMA MARAVILHA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  21. Pasta casera, qué buena! Al final voy a caer comprándome la máquina para estirarla y cortarla, que le tengo echado el ojo desde hace una barbaridad de tiempo, pero siempre me resisto!

    Besos

    ResponderEliminar

Tu comentario es un aliciente para mi y me ayuda a mejorar ¿Te animas a dejarme el tuyo? Te lo agradezco

Por favor procura que tus comentarios estén relacionados con la entrada. Los comentarios off topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados. Respeta a los lectores.