jueves, 17 de enero de 2013

Picada congelada de ajo y perejil

 


Much@s de nosotr@s disponemos de menos tiempo del que desearíamos para cocinar y a otr@s tant@s les da pereza pasarse horas en la cocina, después de una jornada laboral, por lo que recurren a platos  menos elaborados e incluso a precocinados.
Pero hay pequeños trucos que nos facilitan mucho las cosas a la hora de cocinar y sobre todo, nos ahorran tiempo, como  tener la cebolla y el ajo cortados y congelados, listos para ir  directos al guiso, sin descongelar.
Yo congelo así muchos productos: los pimientos, las hierbas, la ralladura de los cítricos, el tomate rallado, los garbanzos ya remojados... además de sofritos y caldos de carne y pescado. Tan solo tenemos que hacer más cantidad y congelar lo que no vayamos a utilizar en el momento.

Pues ¿sabéis quién utiliza trucos iguales o similares en su cocina? Nada más y nada menos que Ferrán Adrià, tal y como cuenta en su libro "La comida de la familia". El otro día el mismo Ferrán lo comentaba en un programa de radio y pensé que estos pequeños trucos podrían interesar a quienes hasta ahora no los utilizan.

 Hoy os traigo una picada de ajo y perejil, con aceite, que no suele faltar en mi congelador, es muy práctica. La utilizo cuando necesito hacer unos champiñones o unas gambas al ajillo, una carne asada, una vinagreta para la ensalada, unos boquerones en vinagre... tan solo hay que sacarlo en el momento (para los que van al fuego) o un poco antes si lo vamos a consumir en crudo ¡Y listo!

Seguro que vosotr@s también tenéis muchos de estos pequeños truquis que nos facilitan la labor en la cocina.


INGREDIENTES:
  • Dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Recipiente para hielos


ELABORACIÓN:

Poco hay que explicar ¿verdad?
Pelamos los ajos y los batimos junto a las hojas del perejil (yo no uso el tallo) y un chorro generoso de aceite de oliva.
Vertemos el contenido en unas cubiteras para hacer hielo (en esta ocasión utilicé el plástico en el que venían las tartaletas) y lo llevamos al congelador.




 



También podemos optar por picar el ajo y el perejil, verterlos en un tarro de cristal con tapa hermética, cubrirlos con aceite de oliva y dejarlos en el frigorífico. Este sistema dura mucho menos que el congelado, pero también es un buen truco que nos ahorrará mucho tiempo y nos facilitará la labor cuando estemos más apurad@s.


Notas:
Como el olor del ajo es tan fuerte, es preferible que utilicemos las cubiteras de hielo (o cualquier otro recipiente plástico) solo para este fin.



16 comentarios:

  1. Qué buenos consejos me das querida Carmen. Tomo buena nota. Lo que sí tengo congelado es caldo de pescado y de carne...A partir de hoy aumentaré mi repertorio...

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen, qué idea más fantástica, la he visto varias veces pero al final nunca la hago. Este finde haré acopio de todo y me pongo manos a la obra. Las fotos, de lo más vistosas.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Que buena sugerencia. Me la apunto. bss

    ResponderEliminar
  4. Adorei a ideia assim tenho sempre a mão.
    Adorei a cor ,ficou linda.
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la idea de congelarlo!! Tomo buena nota.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Una idea estupenda yo lo pico también con aceite y lo dejo en la nevera en un tarro de crital, pero congelarlo es una idea estupenda te dura mas , besos

    ResponderEliminar
  7. Qué buena idea lo de congelarlo, yo soy de las que lo ponen en un tarro de cristal. Besossssss

    ResponderEliminar
  8. Carmen me a parecido un consejo de lo mas interesante, ty si tu lo dices para mi eres mucho mas importante que Ferran Adria, y esto te lo digo de corazon, mil gracia por tus consejos eres un sol. Un abrazo muy grande mi querida amiga

    ResponderEliminar
  9. Luce muy rico es una delicia al paladar me encanta tu idea,abrazos y abrazos

    ResponderEliminar
  10. Yo también hago lo mismo. No es cuestión de perder tiempo picando cada vez que necesitamos algún alimento en esas condiciones. Las legumbres las congelo siempre para usarlas cuando deseo.
    Beso desde mi blog de NUTRICIÓN
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Yo también uso este truco y como esta picada es tan versátil en un plis plas tienes una plato condimentado, besitos de la dulce Ali

    ResponderEliminar
  12. Anónimo18.1.13

    Una idea genial, y muy práctica.

    Tomo nota.

    Por cierto, gracias por no tener censura previa a los comentarios como en otros blogs.

    Un saludo

    Mercedes

    ResponderEliminar
  13. Este es un básico que no debe de faltar en ninguna cocina. Gracias por compartir la receta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muy buenos consejos e ideas, las que nos has dado! tomo nota!
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  15. Qué buena idea, es una forma estupeda de conservar el perejil cuando tenemos mucha cantidad para que no se ponga malo!

    ResponderEliminar
  16. Este tipo de trucos y consejos vienen de maravilla. Abrazos !!!

    ResponderEliminar

Tu comentario es un aliciente para mi y me ayuda a mejorar ¿Te animas a dejarme el tuyo? Te lo agradezco

Por favor procura que tus comentarios estén relacionados con la entrada. Los comentarios off topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados. Respeta a los lectores.